Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Ignacio Ayerbe Puebla

Educación en 2020. ( I )

La visualización está conquistando la Educación. Las herramientas digitales amplían y transforman la comunicación. Gafas de realidad virtual desarrolladas a partir de fotos 360o e imágenes 3D ponen en manos de los docentes una galería de paseos virtuales con descripciones detalladas de fácil integración en el aula que permiten a los alumnos ponerse en la piel de un astronauta del Apolo XI, bucear entre tiburones en los arrecifes de coral, visitar museos naturales o  pasear por el Taj Mahal. Visión, experiencia e información en tiempo real se solapan en la pantalla del móvil o en nuestras gafas de realidad aumentada.

Nuestro cerebro es especialmente apto para procesar información visual. Integra el lenguaje visual (ubicado en el hemisferio derecho del cerebro) con el lenguaje verbal (situado en el hemisferio izquierdo). Cuenta además con la complicidad de una audición visual efectiva que hace fácil implicar la escucha.

¿Es este entonces el futuro de la educación? Sin duda las generaciones Homies que han nacido con un smartphone bajo el brazo son competentes pioneros de las TIC, autodidactas habituados a consultar tutoriales en YouTube, documentar su vida en Twiter o Facebook o publicarse en Instagram…Pero no sólo la tecnología debe marcar el camino. Las TIC en si mismas no aportan el anhelo de saber.

En la educación del futuro deberíamos atender otros aspectos inherentes al desarrollo del niño. Éste se inicia con la socialización, la comprensión y la interpretación de las emociones propias y ajenas, su gestión y feedback. Durante la etapa del pensamiento operatorio es necesario el entrenamiento que perfecciona la acción hasta su automatización y conduce al hábito del esfuerzo. Cuando el pensamiento deja de ser acción y el adolescente demanda autonomía personal se hace necesaria la motivación intrínseca que dirige el comportamiento y requiere una comprensión cognitiva para la toma de decisión y crecer en desafíos importantes con habilidades y recursos adecuados para afrontarlos. Alcanza así la el pensamiento formal adecuado para la resolución de problemas anticipando acontecimientos y orientando sus acciones a objetivos.

Socialización, hábito de trabajo, motivación y planificación son la base para adaptarnos y afrontar el entorno, las TIC son las herramientas.

Ignacio Ayerbe Puebla

Doctor en Psicología

ignacioayerbe@telefonica.net



escrito el 21 de Octubre de 2016 por en Aprendizaje y TIC´s


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar*/?> Aprender a Pensar