Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Ignacio Ayerbe Puebla

Construcción del conocimiento y cambio conceptual.

En el marco de  las teorías constructivista del desarrollo y aprendizaje, debemos contemplar tanto las teorías con una explicación del aprendizaje por cambio conceptual (que supone, bien una reestructuración cognitiva -Piaget-, bien una suma o integración -Thegard-, bien una adecuación de dominio -Vosniadou-, bien un traspaso de categoría -Chi-, etc.), como las teorías con un planteamiento de aprendizaje en interacción (esto es, el análisis de la actividad, bien por un desarrollo sociocultural, con el lenguaje como mediador -Vigostky-, bien por el pensamiento compartido y la participación guiada -Rogoff-,etc.).

 Tomando como modelo la Concepción Constructivista de la Enseñanza y el Aprendizaje propuesta por Cesar Coll, a fin de “proporcionar la estructura que va a permitirnos su organización  y articulación en un todo coherente, y eventualmente su reinterpretación y resignificación en función del lugar que ocupe finalmente en esta estructura“ (C.Coll: Constructivismo y Educación Escolar/ Barcelona: Anuario de Psicología Escolar, 1.996., pag.122.),  los aspectos que se deben considerar en la definición de un modelo del proceso de aprendizaje,  son la Naturaleza, la Función y las Características de la educación.

  Con la incorporación de las TIC´s, la naturaleza del proceso enseñanza-aprendizaje, evoluciona de los tradicionales esquemas de conductista de transmisión lineal con sistemas de evaluación al final del proceso, hasta llegar a las concepciones constructivistas, concluyendo con el formato de triángulo interactivo, que modeliza la interactuación  entre el profesor y los alumnos en torno a una tarea o contenido de aprendizaje. Las interactuaciones se van construyendo en el transcurso del proceso de enseñanza y aprendizaje, a partir de aportaciones respectivas, e implican una manipulación activa de los objetos de conocimiento por parte de los alumnos.

 La función facilitada desde las TIC´s tiene una doble finalidad orientada al proceso de aprendizaje: por un lado como promotora de desarrollo personal, por tanto de  construcción de individualidad, y por otro de la apropiación de competencia, y por tanto, del proceso de socialización. Así debemos contemplar, en el proceso de aprendizaje, tanto los factores internos (de cambio conceptual) y factores externos (de interacción).

Así mismo, tiene como función dar respuesta a los cambios constantes que se producen en la Sociedad y que hace necesaria la implementación de modelos formativos que complementen, y en su caso transformen, los modelos de “gestión y distribución de la formación” actualmente en vigor. Estos nuevos modelos formativos deben caracterizarse por simplificar y facilitar los procedimientos asociados al proceso formativo, articular los mecanismos que aseguren la distribución e implantación de las “mejores prácticas” en la organización, dar, de forma ágil, respuesta a las demandas de formación de la organización (nuevas técnicas de gestión, nuevos sistemas de información, cambios normativos, etc.), generar la información necesaria para poder determinar si se ha alcanzado el adecuado nivel de conocimientos en determinadas áreas de competencia.

Las características, como al tercer aspecto a considerar en el modelo ,de los componentes implicados en el proceso de enseñanza-aprendizaje, están mediadas por las nuevas tecnologías y redes de comunicación, que progresa desde la formación a distancia basada en utilización de material escrito y con la posibilidad de la comunicación con el tutor a través de correo (1.823), teléfono (1.876), radio (1.894), teletipo (1.910), TV (1.923), a la Enseñanza Colaborativa basada en internet (Web Based Training, WBT), con la mediación de herramienta asíncronas (correo electrónico, foro de debate) y síncronas (vozIP, control remoto, aula virtual, chat).

Por tanto, el modelo de proceso de aprendizaje a desarrollar, deberá considerar  la situación de aprendizaje (autoestudio y estudio colaborativo); el material y contenido de tratamiento didáctico con una estructuración que permite la incorporación de los mapas conceptuales, la estructura de red, o el entorno de resolución de casos; y el profesorado y tutoría con su nueva función de autores de materiales y de participación en la relación con los alumnos, como dinamizador de la formación y diseñador  de las situaciones de aprendizaje que atiendan los principios ya enunciados en el modelo educativo, de:

Construcción de conocimiento,

Aprendizaje significativo,

Acción sobre objeto de conocimiento,

Trabajo colaborativo,

Relación general/ específica entre contenidos,

Relación conceptual/ aplicativa de contenidos



escrito el 21 de octubre de 2016 por en Pensamiento


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar